Lo que quedó del 2014

publicado a la‎(s)‎ 31 dic. 2014 18:45 por EMECEP Consultoría   [ actualizado el 31 dic. 2014 18:45 ]
Este 2014 fue un año difícil para la eonomía peruana, no tanto por la existencia de una crisis, sino por la llegada de un punto de quiebre, un techo sobre el cual no se puede crecer al mismo ritmo anterior, debido esencialmente a los techos de productividad laboral, de infraestructura, de instituciones y de desarrollo, que impiden que el llamado piloto automático siga siendo tan efectivo como en los últimos 5 años. 
 
El Gobierno actual lo sabe, sin embargo insiste en que el estado inicial no es ese, y que las reformas son justamente las medidas necesarias para contrarrestrar esta desaceleración. Es posible que tengan un efecto positivo, pero ello no quiere decir que no se traten de reformas que se debieron hacer hace más de 10 o 20 años. Estas reformas no son ideas nuevas, son simplemente ajustes que se han intentado implementar, sobre la base de algunos supuestos discutidos por muchos economistas.
 
Lo que quedó del 2014 fue un sin sabor, fue una sensación que nos quedamos sin gasolina y simplemente la inercia de la velocidad a la cual ibamos nos permite seguir avanzando, pero progresivamente a una menor velocidad. La duda persiste en saber si las reformas que se intentaron hacer, algo tarde, podrán implicar una simple recarga de dicho combustible para tener más de lo mismo, o si realmente estamos en una situación de cambio más estructural. Sólo el tiempo y los indicadores económicos del 2015 nos lo dirán.
 
EL EDITOR
EMECEP CONSULTORIA